Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí. aceptar

Theme Settings

Mode Layout
Curent color
Active color
Choose your colors
Curent Color:
Reinicializar

.

Sidra D.O. Premium Isastegi

3,60 €
Impuestos incluidos

Sidra natural de gran calidad elaborada 100 % con manzana autóctona.

Sidra natural de gran calidad elaborada 100 % con manzana autóctona, que además de cumplir con todas las exigencias de la marca Euskal Sagardoa ha obtenido una puntuación alta en el examen organoléptico.

En 1984, en Tolosa, Miguel Mari Lasa decidió hacer un gran avance en la sidra basada en el caserío tradicional de Isastegi. Por lo tanto, al agregar su grano al conocimiento de los siglos de antigüedad, comenzó a comercializar sidra y en poco tiempo ganó una sidra muy respetada.

Con los años, el método tradicional se ha combinado con las tecnologías más avanzadas de la época en sus procesos. Por lo tanto, desde el principio se limitó al consumo interno, y hoy por hoy, la sidra Isastegi se ha convertido en un producto de carácter internacional.

Con la introducción de la nueva generación, Joseba y Mikel Lasa están mirando hacia el futuro en línea con su filosofía actual. Por un lado, plantando nuevos manzanos y formando una comunidad con proveedores de manzanas. Por otro lado, ajustando los protocolos de control desde la manzana hasta la botella.

RECOMENDACIONES PARA CONSUMIR LA SIDRA VASCA
  1. Se recomienda conservar la sidra natural en un lugar fresco, a unos 14-15ºC. A temperaturas demasiado altas o bajas la sidra puede perder antes sus propiedades.
  2. Para consumir la sidra natural vasca, se recomienda refrescarla en el frigorífico y sacarlo uno 5 minutos antes de su consumición. La temperatura ideal para degustarla es de entre 10-13ºC.
  3. Abrimos la botella y para servir la sidra, podemos utilizar el corcho escanciador que tienen algunas botellas o acoplarle un escanciador tradicional.
  4. Servimos la sidra a unos 15 cm. del vaso, y a un poco menos de la copa. Podemos consumir la sidra en vaso fino y largo o en copa. El primero nos ayudará a disfrutar de un trago más rápido, ya que al escanciarlo habremos sacado el carbónico natural de la sidra. En el segundo, apreciaremos más los aromas del producto y al servirlo a menor distancia, podremos disfrutar de un trago más pausado.
¡QUE APROVECHE!

Referencias específicas